jueves, 12 de diciembre de 2013

Ruta 7: Comunicación literaria poesía.

RUTA 7: 

Nada enseña más sobre el lenguaje que jugar con él. La gramática, la sintaxis y la semántica presiden las aulas pero no son más que herramientas para el objetivo primordial: Ser a través de las palabras. Las palabras nacen condicionadas por su pertenencia al acto de comunicación, siempre compuesto por un emisor, un mensaje y un receptor del mismo. Las palabras, afirma la editora de literatura infantil Arianna Squilloni, en su ensayo El laberinto de la palabra, “están vivas y poseen la presencia de un objeto, con forma, sonido, color y, dirán algunos, hasta olor propio. Son tan concretas que puede que tropieces con una palabra. Y eso es bueno, porque con las palabras expresamos pensamientos, sentimientos e intenciones.”

Desde que las aprendemos, las palabras nos permiten relacionarnos con el mundo real y gracias a ellas contamos cómo son nuestros mundos ficticios. En ambos casos, cuando las palabras se cobijan en el vientre de la madre literatura, poseen siempre una intención estética.

Tanto la poesía como la narrativa, el teatro o el ensayo cuidan su aspecto, quieren mostrarse bellos; Pero en la poesía no se trata de un elemento más, sino que constituye su razón de ser: ella ES “la manifestación de la belleza por medio de la palabra, en verso o en prosa” (RAE). Y con ella queremos ser bellos.

La belleza no es un concepto cerrado que podemos poseer a nuestro antojo. Los adultos lo intentamos, creando definiciones y cánones, normativas y juicios. Pero la infancia disfruta con ella como lo haría con un puñado de cristales de colores: No le importa si son de vidrio o de diamante, sino el placer de verlos brillar y cubrir de reflejos cuanto alcanzan.

Las palabras hermosas de los libros se leen, se escuchan, se interpretan e invitan a la creación. No hay que temer a la belleza de las palabras sino jugar, como sucede en Chamario; cantar, como inspira Tralalí; susurrar, al ritmo del Mar en Calma; mirarlas a través del Discurso de un Oso y contarlas como las hojas de una Margarita.
 
No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu email.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...