lunes, 20 de junio de 2011

El cuento volador. Tocando las nubes con....

Una vez seleccionado el texto (en este caso se propone: Blancanieves de la colección “Cuéntame un cuento” (Madrid: Ediciones SM, 1999)) , dibujaremos el esqueleto sobre el que iremos construyendo todo el proceso: tras la lectura individual, el animador narrará la historia al grupo con apoyo visual del libro (en todo momento presente en la animación). Posteriormente se propondrá a los asistentes: ¿Por qué no construimos un cuento volador? ¿Os gustaría hacer volar a Blancanieves y a sus amigos? La respuesta de los niños resulta evidente, ¿no?

Destinatarios: Desde el primer ciclo de primaria.

Objetivos: 
  • Motivar a los niños hacia la lectura de cuentos tradicionales.
  • Promover la lectura de textos mixtos (frases + bocadillos).
  • Descubrir las posibilidades de la lectura colectiva.
  • Desarrollar el gusto por la lectura como llave para un buen hábito lector.
  • Potenciar la lectura expresiva.
  • Favorecer la identificación lector/personaje.
Desarrollo de la actividad: 

Se pasará a explicar el proceso: cada niño fabricará un avión de papel pudiendo pedir ayuda tanto a sus compañeros como al maestro. A continuación éste facilitará a cada participante una tarjeta con un fragmento del texto para que o bien lo pegue o bien lo copie en una parte visible del avión.

Cuando todos los aviones estén preparados saldremos al patio para que jueguen con ellos a hacerlos volar. Se les pondrá una “condición” (cuyo cumplimiento será que flexible; vamos, que haremos la vista gorda si no se hacen caso de ella): tendrán que lanzar su avión y coger siempre otro; y antes de lanzar éste, deberán leer lo que lleva escrito.

Al cabo de unos minutos de juego libre y espontáneo, volveremos al aula y propondremos un nuevo reto: ¿seríais capaces de reconstruir la historia de Blancanieves? Si los niños son numerosos y lectores incipientes, se les dará una “ayudita”: cada texto llevará un número correlativo según el lugar que ocupe en la secuencia cronológica del relato (se trata de ayudarles a ser capaces de reconstruir la historia, no de “examinarles” de habilidades mentales y lingüísticas).

Tras un pequeño ensayo (“venga, todos muy atentos, vamos a contar el cuento entre todos; empieza quien tenga el trozo número 1, luego el 2...), procederemos a hacer la puesta en escena definitiva, esta vez sin trucos: ellos tendrán que saber cuándo les toca intervenir. Grabaremos en casete el cuento colectivo. Es deseable que cada niño se lleve después una copia a casa para continuar la animación en familia.

Después propondremos crear “El cuento gigante de Blancanieves”. Para ello facilitaremos a cada niño la fotocopia de una de las páginas del cuento, para que la coloree a su gusto y posteriormente la pegue en una cartulina, que más tarde habrá de adornar lo más creativamente posible. Esta fase también la pueden realizar por parejas, siempre que sean ellos mismos los que elijan tal modalidad de trabajo.

En el reverso de cada ilustración cada participante escribirá su opinión sobre la animación vivida: lo que más le ha gustado y cómo se ha sentido.

Actividad extraída de la página Sol-e.




 
No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu email.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...